La necesidad de desmontar cubiertas de fibrocemento

Tanto por razones de salud como de mantenimiento, la normativa establece la necesidad del desmontaje de cubiertas de fibrocemento, sobre todo aquellas que incluyan amianto. El desmontaje se deberá llevar a cabo en cualquier tipo de construcción, ya sean naves industriales, viviendas, chimeneas o grandes áreas comerciales.

Principales características de este material

El fibrocemento con amianto es un material que puede provocar problemas de salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), inhalar aire, fibras y partículas en espacios donde se hallan colocados estos materiales puede tener consecuencias adversas en materia de salud.

Las cubiertas de fibrocemento tienen una vida útil de 30-35 años. No obstante, los factores climáticos pueden acortar este tiempo, por lo que en ambos casos se hará obligatorio el desmontaje de cubiertas de fibrocemento.

Este tipo de cubiertas se presentan en placas de distintos tipos: ondulada de onda grande, ondulada de onda pequeña, ondulada curvada, nervada, autoportante, grecada y lisa. Solo se utilizan para cubiertas no transitables y con pendientes de entre 5 y 35 grados.

Las placas de fibrocemento son fáciles de cortar y de perforar, de ahí que el desmontaje de cubiertas de fibrocemento no resulta del todo complicado. Sin embargo, su retirada ha de ser controlada. Un material económico y muy ligero y que se ha venido utilizando a lo largo de los años para todo tipo de construcciones.

La cubierta de fibrocemento se caracteriza por soportar muy bien la humedad y las termitas. De ahí que haya sido un material ideal para la construcción de galpones, talleres o viviendas de campo.