El protocolo de seguridad para desmontar cubiertas de fibrocemento

Desde finales del 2001, la Organización Mundial de la Salud prohíbe la producción, comercialización e instalación en España de fibrocemento. Es por eso que se hace necesario el desmontaje de cubiertas de fibrocemento en aquellos lugares en los que aún haya.

El procedimiento de retirada paso a paso

La retirada y el desmontaje de cubiertas de fibrocemento requiere de un protocolo específico. Tanto es así que esta tarea solo la pueden llevar a cabo profesionales cualificados y especializados. Así lo recoge la normativa de seguridad para la retirada y eliminación del fibrocemento.

Estos operarios tienen que cumplir con una serie de medidas para la eliminación del fibrocemento.

En primer lugar, deben aislar la zona y analizar la concentración de fibras en el aire. A continuación, se lleva a cabo el desmontaje de cubiertas de fibrocemento con la maquinaria especializada, limpiando posteriormente toda la zona con aspiradores adecuados.

Los restos de las cubiertas deben ser transportados en camiones especialmente diseñados para esta labor. Por último, los residuos de fibrocemento deben ser conducidos a naves especiales en las que se procederá a su destrucción. Estas naves han de estar homologados como vertederos de seguridad específicos para este fin.

La calidad y la seguridad debe ser una de las máximas principales de los operarios que se encargan del desmontaje de cubiertas de fibrocemento. Sin ir más lejos, sus planes de trabajo han de estar inscritos en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA).